Sign up for the latest
updates from CRS.

Donate now to Catholic Relief Services

Pray with us. Light a Candle in CRS' Virtual Chapel.

Te damos gracias a ti, oh Jesús: El sermón de la montaña

En esta meditación profundizamos en las Escrituras para vivir una vida más llena.

Llamado a la oración: Durante este Año de la fe, nuestro Santo Padre, el Papa Benedicto XVI nos pide apertura para reencontrar a Jesús. Profundizamos nuestra relación con Cristo al tomar el tiempo para reflexionar con las Escrituras y los documentos clave de nuestra Iglesia. Al reflexionar sobre las secciones de la parte III del Catecismo de la Iglesia Católica, exploramos nuestra vida en Cristo y en el Espíritu Santo y somos conducidos a responder al amor divino a través de nuestras acciones en nombre de los demás, especialmente los más necesitados.

Oración de apertura: Padre Celestial, hoy venimos a ti con el corazón abierto para el reencuentro con tu hijo Jesús. Danos valor para proclamar tu Evangelio con palabras y especialmente a través de nuestras acciones en nombre de los que sufren. Prepáranos para llevar tus palabras en el corazón. Revístenos con generosidad y amor hacia tus pobres, nuestros hermanos y hermanas favorecidas. Infunde en nosotros la alegría para que podamos celebrar tu amor por nosotros y toda la creación. Amén.

Lectura de la Sagrada Escritura: Mt 5,3-12 El Sermón de la montaña

Felices los que tienen el espíritu del pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Felices los que lloran, porque recibirán consuelo. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los compasivos, porque obtendrán misericordia. Felices los de corazón limpio, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Felices ustedes, cuando por causa mía los insulten, los persigan y les levanten toda clase de calumnias. Alégrense y muéstrense contentos, porque será grande la recompensa que recibirán en el cielo. Pues bien saben que así persiguieron a los profetas que vinieron antes de ustedes.

[Haz una pausa durante unos minutos en silencio. Vuelve a leer el pasaje detenidamente y haz hincapié en las palabras de Jesús.]

Reflexión: [Individualmente o en pequeños grupos] Jesús describe las actitudes fundamentales y los comportamientos necesarios para vivir una vida plena y feliz. Estas palabras, conocidas como las Bienaventuranzas, son impartidas por Jesús como las bases de una auténtica vida cristiana y el logro de la máxima felicidad. Vivir de acuerdo con las Bienaventuranzas también mejora nuestra vida moral.

¿Puedes identificar cómo alguien que tú conoces te inspira por la forma en que él o ella vive una vida llena de compasión?

¿Cuál de las Bienaventuranzas representa un reto mayor para ti? ¿Por qué?

Oración de cierre: En esta temporada de Acción de Gracias, damos gracias por ti, Jesús. Por ser el protagonista principal, maestro y ejemplo en nuestra historia de salvación, te damos gracias. Por mostrarnos compasión al sanar a los solitarios, los enfermos, los pobres y los marginados, te damos gracias. Por tu conexión íntima con nosotros, a través del Espíritu Santo, que enciende nuestro corazón por ti, por el Padre, y por toda la creación, te damos gracias. Amén.

Share on Twitter